Whole Grain Logo Whole Grain Logo
    CONSEJOS PARA EMPEZAR NUEVOS HÁBITOS

    CONSEJOS PARA EMPEZAR NUEVOS HÁBITOS

    Te damos algunos consejos para que adoptes nuevos hábitos en tu día a día.

    1. DISFRUTA UN DESAYUNO LLENO DE ENERGÍA*

    Ingerir la cantidad adecuada de nutrientes en el desayuno es básico para empezar el día a lo grande. Los cereales FITNESS de Nestlé contienen vitaminas B2, B3, B5 y B6 que contribuyen al metabolismo energético normal. Recuerda seguir una dieta variada, equilibrada y un estilo de vida saludable.

    2. HAZ EJERCICIO A DIARIO

    Dedicar 30 minutos al día al deporte contribuye a mejorar la salud y a pasarlo bien. Mejora el ánimo y aumenta la energía para enfrentarte los retos diarios. Camina en vez de hacer trayectos en transporte. Disfruta de tu deporte favorito o haz algo nuevo con amigos o familiares para motivarte más.

    3. ENCUENTRA TU PROPIO RITMO

    La música tiene el poder de crear emociones muy potentes. Antes de enfrentarte a un reto, realizar algún esfuerzo físico o empezar el día, prueba a escuchar la canción más adecuada. Mejorará el ánimo, aumentará la motivación y te recargará de energía con ese empujón que necesitas.

    4. MANTENTE HIDRATADA

    El agua contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales y a la regulación normal de la temperatura corporal. ¡Toma como mínimo 2 litros de agua al día, procedente de cualquier fuente (alimentos y bebidas), como parte de una dieta variada y un estilo de vida saludable!  

    5. MEDITA PARA RECARGARTE DE ENERGÍA

    Ponte cómoda y céntrate en inhalar y exhalar durante unos minutos y repite. Te ayudará a ser consciente de tu propio cuerpo, recuperar energía y prepararte para nuevos retos. Cuando te sientas abrumada, desconecta. Podrás activarte de nuevo cuando hayas recargado energía.

    6. DUERME PARA ESTAR ACTIVA AL DESPERTAR

    Dormir es vital para mantener la salud porque el sueño es una regla fundamental para un estilo de vida más sano: permite al cuerpo reparar y mejorar el bienestar mental. Dormir bien también mejora muchos aspectos del rendimiento físico y ayuda a mantenerte en forma para un día lleno de actividad.

    Hablemos

    ¿Qué cereales Nestlé se elaboran con cereales integrales?

    Todos los cereales para el desayuno Nestlé que muestran el símbolo verde están elaborados con cereales integrales; esta es nuestra Garantía de cereales integrales. Cada ración de 30 g se elabora con al menos 8 g o más de cereales integrales. Todas las cajas incluyen listas de ingredientes que indican la cantidad exacta. Nos comprometemos a que, para finales del 2015, los cereales integrales sean el ingrediente principal de todos los cereales Nestlé más conocidos entre los niños.

    ¿Qué debería incluir un desayuno completo?

    Un desayuno completo debería incluir una cantidad equilibrada de nutrientes de cada uno de los grupos de alimentos principales. A modo orientativo, podría constar de lo siguiente: • Un alimento a base de féculas con cereales • Un producto lácteo • Una pieza de fruta fresca • Un vaso de agua • Opcionalmente, una fuente extra de proteínas Los cereales para el desayuno Nestlé son una opción muy nutritiva porque son: • Una fuente de fibra y cereales integrales. • Bajos en grasa (la mayoría presenta bajos niveles de todos los tipos de grasas, incluidas las saturadas).

    ¿Los cereales para el desayuno contienen demasiadas grasas saturadas?

    No. Los cereales para el desayuno no son una fuente importante de grasas saturadas y no contienen grasas trans añadidas. Algunos cereales, como la avena, pueden tener una cantidad de grasas superior, pero están presentes de forma natural en el grano y suelen ser grasas «buenas», no grasas saturadas.

    ¿Tiene previsto Nestlé presentar versiones sin gluten de sus otros cereales o barritas de cereales?

    Aún no, pero seguiremos escuchando y respondiendo a las necesidades de las personas...

    ¿Con qué vitaminas y minerales enriquece Nestlé sus cereales para el desayuno?

    Los cereales para el desayuno Nestlé suelen estar enriquecidos con un mínimo de cinco vitaminas (B2, B6, niacina [B3], ácido pantoténico [B5]), ácido fólico [B9] y, en algunas recetas, vitamina D) y dos minerales (calcio y hierro).