NUTRICIÓN

Todo desde el campo hasta el tazón: cómo fabricamos ricos cereales para el desayuno

Compartir
Todo desde el campo hasta el tazón: cómo fabricamos ricos cereales para el desayuno

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen nuestros cereales? ¿Has oído hablar de los cereales integrales? Descubre por qué y cómo los mantenemos íntegros desde el campo hasta tu mesa de desayuno.

¿QUÉ ES EL CEREAL INTEGRAL?

Cereal grain Cereal grain Cereal grain Cereal grain Cereal grain Cereal grain Cereal grain Cereal grain
+

El salvado

Fibra, vitaminas y minerales
+

El endospermo

Carbohidratos y vitaminas
+

El núcleo con la semilla

Proteínas, vitaminas y minerales
Cada grano produce grano entero pero un grano es sólo grano entero si tiene las tres partes intactas las cuales están llenas de nutrientes

¿Qué sentido tiene eliminar los nutrientes de los cereales integrales, especialmente si constituyen una parte importante de una dieta equilibrada para tu familia? Al conservar todas las partes del grano, los cereales para el desayuno NESTLÉ® se aseguran de optimizar el contenido de nutrientes que aporta el propio grano. Para obtener más información sobre lo que constituye un desayuno equilibrado y comprender todas las maravillas naturales de los ingredientes del grano integral, haz clic a continuación. 

El grano entero en cada paso del proceso

Desde el campo dorado hasta la mesa del desayuno, los cereales se cosechan y se muelen para obtener harina integral. Luego se mezclan con otros ingredientes como azúcar, sabores naturales (como cacao o miel), agua, vitaminas y minerales, y antioxidantes para hacer la masa. Finalmente, los horneamos. Como puedes ver, se requiere de mucho cuidado para transformar los granos integrales en cereales, pero el esfuerzo merece la pena. Esto hace que sea más fácil para ti disfrutar de los cereales integrales como parte de un desayuno equilibrado. Nuestros procesos y recetas garantizan que brindaremos cereales nutritivos con vitaminas B y minerales. ¡Y nos ayuda a hacer unos cereales para el desayuno tan sabrosos!

Cómo hacer cereales: ¡en cuatro sencillos pasos!

Queremos que nuestros cereales para el desayuno sean deliciosos cuando lleguen a tu mesa de desayuno. Por eso nos basamos en la sencillez cuando los fabricamos y tratamos de mantener las cosas en nuestras fábricas lo más caseras posible; en realidad, la forma en la que horneamos no es muy diferente a la forma en la que tú horneas. No hay nada complicado y elegante en preparar cereales para el desayuno, ¡incluso podrías hacerlo en casa! Sigue leyendo para conocer una receta saludable para el desayuno que puedes preparar para ti y tu familia.

nueces picadas
MOLIENDA

Del grano dorado a la harina integral

Cuando el grano ha madurado bajo el sol, se ha cosechado y luego limpiado, se trae a nuestra fábrica. En la mayoría de nuestras fábricas, (casi siempre) lo molemos nosotros mismos, ya que así se reduce el tiempo entre la molienda del grano y el producto final (¡alrededor de dos horas!), por lo que la harina está realmente fresca. Y al hacer nuestra propia molienda, solo producimos la cantidad de harina integral que necesitamos, ¡así que no hay desperdicio!

 

¿Cómo lo harías en casa?

Bueno, probablemente no molerías el grano tú mismo, ¡a no ser que vivas en un molino! Pero la harina integral que uses para hornear será bastante similar a la que usamos nosotros, solo que la nuestra generalmente será más fresca. Eso es porque, donde lo molemos nosotros mismos, va directamente del molino a la batidora.

 

cocinando
COCINAR

¡Mézclalo todo y luego sube la temperatura!

Antes de cocinar los granos molidos, mezclamos la harina con agua y otros ingredientes, incluyendo vitaminas y minerales añadidos, y cocinamos la mezcla en una batidora al vacío para crear una masa. (Si vamos a recubrir el producto terminado más adelante, conservamos algunos ingredientes adicionales como chocolate o cacao en polvo).

 

¿Cómo lo harías en casa?

Esta es la parte de revolver, mezclar y batir del proceso de horneado. Es la parte en la que echas todos los ingredientes en un cuenco y mezclas con ganas. Si estás horneando pan, es cuando amasas esa sustancia pegajosa hasta convertirla en una masa suave y flexible (¡o lo echas todo a la panificadora y ganas tiempo! Pero que tu abuela no se entere...).

DAR FORMA
DAR FORMA

Crear esas galletas y grupos

Luego, la masa pasa por una de nuestras máquinas especiales (piensa en una máquina para pasta o para hacer salchichas) para crear la forma del cereal que conoces y amas: aros, bolas, copos, galletas y racimos.

 

¿Cómo lo harías en casa?

Cuando usas los cortadores de galletas para hacer tus galletas o los muñecos de jengibre, le das forma a la masa, como lo hacemos nosotros.

HORNEAR
HORNEAR

Cereal crujiente recién salido del horno

Finalmente, colocamos las formas del cereal en uno de nuestros grandes hornos donde se tuestan durante el tiempo justo. Imagina una secadora enorme y muy caliente, solo que esta no seca tus calcetines: les da a tus cereales un hermoso color dorado y un crujido crujiente. Cuando están listos, los dejamos enfriar (algunos de ellos obtienen una última capa de sabor, como un toque de cobertura de chocolate, ¡mmmm!). Luego los empacamos y los enviamos a las tiendas. ¡Y listo!

 

¿Cómo lo harías en casa?

Esta es la parte en la que "colocas tus pasteles en un horno precalentado durante 40 minutos". Solo que nosotros tenemos un horno más grande.