NUTRICIÓN

¿Qué hace que un desayuno sea realmente saludable? (IBRI)

Compartir
¿Qué hace que un desayuno sea realmente saludable? La Iniciativa Internacional de Investigación sobre el Desayuno (IBRI)

En CPW, prometemos mejorar el desayuno. Pero, ¿cómo es realmente un desayuno nutricionalmente mejor? El IBRI, dirigido por expertos en nutrición de renombre mundial, nos ha ayudado a responder a esta pregunta. Descubre exactamente en qué constituye un desayuno saludable y más en esta página. 

La metodología IBRI consideró lo que las personas en cada región realmente comen en el desayuno con el objetivo de mejorar la ingesta nutricional. Se basó en las recomendaciones nutricionales internacionales de la Organización Mundial de la Salud y el Codex, y se puede adaptar a países y poblaciones específicos utilizando las recomendaciones específicas por país/nacionales y por edad. Por lo tanto, han seleccionado pautas de desayuno saludable para todos, sin importar en qué parte del mundo te encuentres.

La metodología completa ha sido publicada y está disponible en el siguiente enlace.

CONOCE A LOS EXPERTOS

Los siguientes renombrados expertos en salud y alimentación contribuyeron al proyecto IBRI.

Panel de expertos en salud y alimentación

Los siguientes renombrados expertos en salud y alimentación contribuyeron al proyecto IBRI.

1. La mayoría de las personas no obtienen los 5 g de fibra recomendados en el desayuno. Al incluir una porción de cereal integral en tu desayuno, como avena, pan integral o cereales integrales, ¡obtendrás hasta 4 g de fibra!

2. El desayuno es el mejor momento para obtener la ingesta de calcio recomendada. Un vaso de leche semidesnatada te aportará lo suficiente en el desayuno. Si prefieres una alternativa vegetal, ¡asegúrate de que esté enriquecida con calcio!

3. La mayoría de los desayunos no llegan a los niveles recomendados de vitaminas y minerales. Si agregas fruta a tu desayuno, ¡es más probable que obtengas suficiente de lo bueno!

4. Se recomienda que los adultos consuman alrededor de 10 g de proteína en el desayuno. Agregar un puñado de nueces o semillas a tu desayuno es una excelente manera de aumentar tu consumo de proteína. Además, las nueces y las semillas también son una fuente de fibra, vitaminas y minerales. 

La mayoría de nuestros productos están fortificados con al menos cinco vitaminas y dos minerales (calcio y hierro). Además, mostramos claramente en todos nuestros envases cómo se debe consumir el producto como parte de un desayuno equilibrado. Nuestra guía detallada de tamaños de porciones está AQUÍ.

 

Los criterios IBRI nos guiarán en nuestras mejoras adicionales, para garantizar que nuestros cereales para el desayuno representen una excelente opción para lograr un desayuno equilibrado.